Hoy queremos que conozcáis vuestro suelo pélvico, vamos a iniciarnos con un poco de anatomía básica para poder comprender mejor todo lo que posteriormente se detallará. Como su propio nombre indica está en la pelvis, está formada por dos huesos ilíacos y sacro, en la parte anterior encontramos la sínfisis del pubis con un fibrocartílago muy potente.

Tanto mujeres como hombres tienen suelo pélvico, aunque muchos hombres no se lo crean si lo tienen; y la musculatura en ambos es la misma, diferenciándose en la distribución del músculo bulboesponjoso, evidentemente porque ambos tenemos diferentes órganos sexuales.

En cuanto al contenido de la pelvis los órganos que albergan también tienen algunas diferencias, una pelvis masculina se compone de vejiga, próstata y recto, mientras que en una pelvis femenina podemos encontrar la vejiga, útero, vagina y recto.

Las ventajas de tener un suelo pélvico sano son muchas, entre ellas prevenir la incontinencia de orina, gases o heces; descensos de los órganos de la pelvis, dolores perineales ya sea durante las relaciones en las actividades de la vida diaria, evita el estreñimiento porque las vísceras mantienen su posición correcta, evita las disfunciones sexuales como la disfunción eréctil y la recuperación tras embarazo, parto o cirugía por ejemplo prostática es menor.

El suelo pélvico tiene un íntima relación con el diafragma, al tomar el aire ambos deben descender y al soltarlo deben ascender, por esto es fundamental tener una buena biomecánica en la respiración. Éstas dos estructuras junto con el trasverso del abdomen, multífidos (musculatura de la columna) y el resto de musculatura del abdomen forman el Core que trabajaremos en próximos videos y post.

Para localizar nuestro suelo pélvico nos sentaremos en una silla sobre los isquiones (prominencias óseas que encontramos al colocar las manos debajo del glúteo). Si nos inclinamos hacia delante estaremos en la zona del pubis parte anterior de nuestro periné (chicas esfínter urinario, chicos base del pene y bolsa escrotal), en la zona media encontramos esfínter vaginal y en chicos núcleo fibroso del periné, por ultimo en la parte posterior encontramos el esfinter anal.

Os dejamos un vídeo para que lo podáis entender mejor.

Ana Glez Prieto (Fisioterapeuta Quolness Center)

No te lo pierdas!!!

Síguenos en nuestras redes sociales QuolnessCenter (Facebook) y @quolness_center (Instagram)

Translate »